Las viviendas Passivhaus son una excelente inversión

Inversión viviendas passivhaus

Las viviendas Passivhaus son una excelente inversión

¿Te imaginas reducir en un 75% el consumo de calefacción y refrigeración de tu domicilio? Con las viviendas Passivhaus, puede hacerlo porque están diseñados para tener en cuenta las condiciones climáticas circundantes para producir un ambiente interior confortable con un consumo de energía casi nulo.

Las viviendas pasivas mezclan un alto confort interior en invierno y verano, un consumo energético extremadamente bajo y costes accesibles. El certificado Passivhaus es un modelo de edificación de eficiencia energética que se originó en Alemania en la década de 1990.

El dinero que se puede llegar a ahorrar con este tipo de inmuebles no es solo para los bolsillos de las personas que habitan en estas casas con certificados Passivhaus, sino también para la tierra. Las casas pasivas ayudan a moderar el cambio climático porque su construcción está estrechamente relacionada con las edificaciones ecológicas, en las que la edificación sostenible y la energía no solo priman durante el proceso constructivo, sino de igual forma durante todo el ciclo de vida de la casa.

El certificado Passivhaus también tiene otras rentabilidades, como un mayor costo patrimonial, una estructura de vanguardia en términos sostenibles y edificios que tienen en cuenta la energía renovable natural del lugar donde se construye la casa.

Cada vez más personas están preocupadas por el impacto en el medio ambiente y quieren ponerse a trabajar. La construcción de hogares medioambientales puede reducir el consumo de energía y la huella ecológica. Así, los gastos correspondientes a suministros básicos de energía eléctrica, agua y gas se reducirán considerablemente a fin de mes.

Características principales de las viviendas pasivas

Echemos un vistazo a algunos puntos clave de la casa Passivhaus:

  • Ahorre hasta un 75% de energía: El alto aislamiento térmico hace que el ambiente interno de la casa no se vea afectado por las condiciones climáticas externas, lo que facilita el control de la temperatura. El objetivo principal es evitar el frío en invierno y el calor en verano para mantener estables la temperatura y la humedad interior. Esto crea un microclima con un consumo de energía casi nulo.

  • Casa anticontaminación y antiolor: La infiltración de aire o ventilación accidental es la entrada de todo el aire incontrolado a la casa, ya sea a través de paredes exteriores, techos, ventanas mal selladas, puertas de acceso o cajas de persianas enrollables. Este efecto se llama ausencia de hermeticidad. En la casa Passivhaus, se presta especial atención al alto sellado, por lo que el agua, el aire, las partículas flotantes y diversos contaminantes se bloquean por completo, lo que da como resultado una casa verdaderamente saludable.

  • Carpintería de puertas y ventanas de alta calidad: Se cree que desde el punto de vista energético, la carpintería es el elemento constructivo más débil de un edificio. Por este motivo, en viviendas con certificado Passivhaus, dependiendo del clima, las ventanas suelen utilizar doble o triple acristalamiento relleno de gas inerte, pudiendo combinarse con carpintería de alto rendimiento térmico. En las casas pasivas, debido a la constante renovación del aire, no es necesario abrir las ventanas para ventilar, pero las ventanas se pueden abrir en cualquier momento.

Viviendas Passivhaus

  • Optimización en la calidad del aire: La ventilación mecánica es el significado básico de edificios con un consumo de energía extremadamente bajo como Passivhaus. Esto incluye una red de tuberías que posibilita que el aire circule por la casa, asegurando así que se actualice constantemente. En otras palabras, el sistema de ventilación mantiene el aire lo más limpio posible, recupera el calor del aire viciado de la casa y precalienta el aire exterior limpio pero frío.

  • Temperatura moderada durante todo el año: El edificio Passivhaus requiere un sellado excelente de la envolvente, (parte que está en contacto con el aire exterior). Si está sellado, el flujo de aire seguirá la ruta establecida y recuperará el calor, reduciendo así el consumo de energía y logrando una temperatura armoniosa en toda la casa.

La economía de la inversión sostenible en edificios y casas pasivas

En realidad, los edificios sostenibles no son más caros que los edificios tradicionales. La verdadera diferencia está en el punto. La forma de construcción y las características del edificio conducirán a un enfoque de diseño integrado.

– Si quieres invertir en vivienda, apuesta por la sostenibilidad –

Si estás pensando en transformar tu espacio...

Déjanos tus datos y enseguida nos pondremos en contacto contigo.
 

 
Comparte este contenido
3Shares


Call Now Button